ESCLAVITUD

Bastaba liberar mi oscura cabellera
para convertir en noche mis morenos hombros,
tú besabas los reflejos de estrella
con labios incendiarios aquella capa de seda,
trémula cortina que abrías sin reparo
sediento de mi piel, palpando mi arrebato
presos los dos: tú de mi ser y yo de tus ojos claros.

El arco expectante de mi espalda
fue el cáliz dadivoso de tus besos apurados
que aún sacuden con fragores de violencia
mi corazón desbocado, mis vanas reticencias.

En compases de mi vientre exhausto
hoy me rindes tu tributo de ímpetu inmortal,
el brillo milenario emerge en nuestros rostros
poco importa ser esclavos de este abismo que es amar.

******************************
Poema inédito, componente de mi poemario erótico intitulado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s