EL EXTRAÑO CASO DEL TIMONEL (R.Arozarena)

Isla desde Mar
Nos habíamos apartado de la isla.ahora podíamos comtemplarla mejor. Estaba inmóvil, pétrea, quemada, vieja.
Sus enormes arrugas formaban trágicos pliegues que señalaban su estúpida existencia a través de los siglos.
La coronaba el silencio de una extraña muerte sobrenatural, el mar por el contrario estaba jubiloso. Se movía, hacía estallar sus cristales como pequeñas bombillas llenas de sol.
Nos hacía guiñar los ojos, pasarnos la lengua por los labios, respirar fuertemente.
****************************************
Autor: Rafael Arozarena poeta y prosista tinerfeño (1923-2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s