SIGUIENDO AL DESTINO

Intempestivamente un dia

me encontré con un bolso de ilusiones.

Del bolsillo de afuera

rebosaban letras con fluidez de luna

que extasiadas de acurrucar palabras

fraguaron verso a verso

los reflejos de vida

hondos placeres

historias de amor

y hermanamiento.

Me la puse al hombro cual mochila

y me fui dando la mano a transeúntes

desgranando al tacto frases tiernas

antes de dejarla

a la vuelta  de la esquina,

al siquiente mortal

afortunado

que pueda seguir

la huella eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s